Santa Cruz de la Sierra frente a la Historia

El año 1996, hace 25 años, los candidatos a Alcalde perdedores Chelelo Añez (MIR) y Roly Aguilera (ADN), en su calidad de Concejales, hicieron Alcalde a Jhonny Fernández y detuvieron el Plan de Construcción de la Ciudad del Ing. Percy Fernández Añez.


Ellos decidieron los 10 años siguientes de la historia de abandono de la ciudad.


En esa gestión el único colegio público nuevo en Santa Cruz de la Sierra fue construido por la donación del Círculo de Amigos, la administración municipal se endeudó con créditos para echar trabajadores a la calle, sobrepasó el límite de endeudamiento del 200%, las denuncias de los vecinos por obras fantasmas desfilaban ante el Concejo Municipal, la Comisión de Transporte de la UCS aprobó cientos de líneas que pasaran por los mercados Abasto, La Ramada, Los Pozos y el centro de la ciudad; mintieron que el servicio de recojo de residuos sería gratuito y llenaron de basura la ciudad; la ciudad se llenó de mercados por todas partes sin que Jhonny Fernández tuviera una sola decisión ejecutiva de enfrentar el desorden de la informalidad.


Es horrible decirlo pero el año 2021 la historia podría repetirse, sólo por la mala memoria, las malas decisiones políticas de quienes perdieron las elecciones nacionales los dos últimos años (las del fraude y las que logramos quienes luchamos por la democracia), la pérdida del poder político de los partidos que defraudaron el voto cruceño, los intereses en juego de élites que no entienden la dimensión política de la democracia y los riesgos peligrosísimos de la instauración de la lógica violenta masista encubierta tras los colores del que negoció una pega en el Senado a cambio de traición al voto cruceño.


Santa Cruz de la Sierra no es un ciudad aislada del contexto departamental y nacional, pero sí es una ciudad con 1,7 millones de vecinos que ha logrado remontar el abandono y el toco en que la dejó Jhonny Fernández y la UCS en 2005.


Han sido 12 años que desde el Gobierno Municipal se ha desplegado la inversión pública más grande al norte, al sur, al este, una inversión pública que ha favorecido de manera directa a cada uno de los 1,7 millones de vecinos en colegios, centros de salud, calles, avenidas, canales de drenaje, áreas de equipamiento, parques protegidos, plazas, canchas, estadios distritales, cementerios y salas velatorias, bibliotecas, defensorías de la niñez, servicios legales integrales de defensa… Pero sobre todo, ha favorecido que la inversión privada se multiplique en todo el territorio municipal. Cada vecino ha mejorado el valor de su lote gracias a las obras municipales y cada empresa inversionista ha mejorado el valor de su negocio gracias a las mismas obras públicas.


Ningún otro nivel del Estado ha invertido en Santa Cruz de la Sierra lo que Santa Cruz de la Sierra hace por sí misma.


Esa es la realidad.


Hoy la disyuntiva es la misma de hace 25 años. El voto va a decidir si quiere arriesgarse a un cambio por promesas falsas de quienes han estado en la administración pública y no les interesa ni conocen las dimensiones de la ciudad, o si elige dar una oportunidad al equipo que aprendió con Percy a mirar todo el territorio y todas las necesidades, a seguir avanzando, mejorando todo lo que hay que mejorar.


Gabriela Ichaso

Candidata a Concejal por SPT – Santa Cruz Para Todos