El "Tío" mentiroso: Más de 10 años de desastre gremial


¿A vos también te están haciendo el "cuento del tío"?


En esta campaña municipal, voy a hablar de muchas mentiras y de muchas verdades porque cada uno está en su derecho de formarse su propio criterio.


Percy Fernández, quien decía que en las campañas municipales se decían muchas mentiras, es querido y reconocido hasta hoy porque le guste o no le guste a quien lo escuchó, no se andaba con vueltas y decía la verdad. Enfocó el abastecimiento popular en la dura tarea de hacer comprender a los dirigentes de que el trabajo del comerciante debía ser dignificado, por su propia vida como vecino y por la vida de los compradores, también como vecinos.


Las falsas promesas de mercados aquí y mercados allá promovidas por los dirigentes políticos y sindicales siempre atentaron contra la ciudad, contra la buena vecindad, contra la forma de vida de Santa Cruz de la Sierra y sobre todo, contra la dignidad de los comerciantes y los usuarios.


Johnny Fernández fue concejal suplente en 1989 con la UCS, el mismo año que Percy fue electo Alcalde por primera vez. Por lo tanto, tiene tantos años en la política activa de Santa Cruz como el actual Alcalde cruceño.


En 20 años discontinuos de gestión, Percy Fernández construyó la ciudad pública que hoy tenemos. En otra publicación hablaremos de ella. En casi 10 años continuos de gestión de Johnny Fernández, se destruyó al Gobierno Municipal como institución, se endeudó por encima del 200% la economía municipal, se rechazó la transferencia de la salud y la educación a la competencia municipal, se entregó a los sindicatos el manejo del transporte público, se alentó la proliferación de ambulantes y toma de espacios públicos con fines comerciales, se destruyó el Plan Regulador, se hizo elegir Alcalde y renunció para postularse a Presidente de Bolivia...


El que se presenta como el "tío" gracioso, fue el primer demagogo gremialista. Heredero de una gran empresa construida por su fallecido padre, ni siquiera cumplió con el pago al Estado de los impuestos adeudados para hacerse de su fortuna. El Tribunal Constitucional avaló la sentencia ejecutoriada que dictaminó la justicia por fraude al Estado, pero el mismo Tribunal Electoral que habilitó a Evo Morales para las elecciones pasadas también habilitó a Johnny Fernández como candidato a Concejal en 2015. Nunca debió volver a ser candidato y menos Concejal.


El que se presenta como el "tío" gracioso, es un gran mentiroso, embaucador, vende humo, un gran estafador que prestó su sigla UCS a Creemos para ganarle las elecciones al MAS y terminó traicionando al voto de los cruceños por una pega en el Senado.


Es tu derecho votar por quien te parezca, pero es tu derecho también a la memoria.


Por culpa de traidores, mentirosos y demagogos, en esta elección no vamos a perder Santa Cruz de la Sierra.


O elegimos corregir y mejorar o elegimos terminar de perderla.