Notebook and Pen

Sobre mí

La vida es la novela de una misma

Mamá de 4, abuela de 3 y jefa de hogar, soy escritora, activista por las causas justas y apasionada por la política, no política.  Dicen quienes me conocen que casi todo lo que he hecho en mi vida ha tenido que ver con jugármela a pleno, sin importar nada más que mi sentir o pensar: desde tener a mi primer hijo sola a los 18 hasta subirme a un avión después del concierto de Bon Jovi a los 45 a buscar al amor de la vida, pasando por escribir y decir lo que se me viene en gana, sin medir consecuencias ni simpatías o antipatías. Siempre lista, me voy a 3000 km. a compartir un mate o un vino y asado al sur donde viven mis compañeros de primaria o a 12.000 km. a peregrinar solita el camino de Santiago, llegar a Finisterre, mirar el océano y cruzarlo a seguir deambulando por los inefables paisajes irlandeses; o, si me dicen que no hay locomoción frecuente a Zugarramurdi, me largo igual y abrazo las piedras de sus cuevas; o, si se incendia la Chiquitanía, hacia allá voy con mi mochila y todo lo que encuentre a mi alcance para ayudar; o si la democracia está en riesgo, salgo a la calle, marcho, protesto: la injusticia me saca de mi lugar.


A lo largo de mi vida, he reunido experiencia y trabajo en periodismo de soluciones y de datos, creación y curación de contenidos textuales, investigación documental, asesoría en manejo de imagen pública, gobierno abierto e información ciudadana y estrategias de comunicación.  


Tengo publicados tres libros de columnas de opinión, un informe de rendición de cuentas de gestión pública, dos libros de cartas de amor, uno de narrativa poética, dos infantiles, uno en coautoría sobre la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, Bolivia.


Fui telefonista, viceministra de participación popular, concejal municipal, jefe de gabinete del Alcalde, candidata a diputada, reportera en el campo, editora dominical, becaria en un kibutz, relacionista pública del gremio agropecuario, estudiante de agronomía, de derecho, de derechos de las mujeres y de relaciones internacionales.


Hace 15 años que renuncié a todo y  teletrabajo de manera independiente, haciendo que sucedan cosas buenas para muchos o procurando enderezar las que no están bien.  Fundé una revista de noticias que murió a los 150 números mensuales de edad. Abrí mi blog de intuiciones, lecturas y escrituras, y hace poco volví a la Universidad. “Hoy se vive” es mi premisa. Y narrar mientras todas las mañanas me levanto a cambiar el mundo.


La vida es la mejor novela de una.